Menú Principal

 

Proyecto piloto lanzado en Coihueco atenderá a 266 niños y niñas con discapacidad

Diciembre 08, 2020

Inaugurado moderno Centro Comunitario Municipal de Coihueco

“Pequeña Casa Piedra”, como se le conoce en la comuna, acogerá a tres organizaciones comunitarias: Acemaco, Unión de adultos mayores y Grupo de apoyo a la Discapacidad Agua de Coihue.

Con un diseño innovador, moderno y muy luminoso, el municipio de Coihueco inauguró hoy martes el Centro Comunitario Municipal, un espacio de 331 metros cuadrados destinado a brindar un espacio confortables a tres organizaciones tradicionales de la comuna: la Unión Comunal de Adultos Mayores, la Asociación de Centros de Madres de Coihueco, Acemaco y el grupo de Apoyo a la Discapacidad Agua de Coihue, organizaciones que hasta la fecha, estaban alojadas en dependencias municipales.

Con esta construcción, nuestra comuna continúa avanzando hacia la modernidad de la mano de sus organizaciones, en un esfuerzo sostenido por el desarrollo que no se ha detenido por la emergencia sanitaria. Sin duda, esta construcción, que cuenta con tres salones multiuso, bodegas y oficinas, entre otros ambientes, será un lugar de reuniones y de esparcimiento para los usuarios de estas organizaciones, cuyos representantes recibieron las llaves del inmueble con mucha emoción.

En representación de los socios y socias de la Unión Comunal de Adultos Mayores, Sonia Lagos Merino, agradeció el privilegio de contar con un espacio tan bello, que permita en un futuro cercano poder ofrecer a sus socios un espacio cómodo para continuar trabajando en los diversos talleres que desarrollan.

La misma emoción compartió Lilian Navarro Sandoval, presidenta de la Asociación de Centros de Madres, quien recalcó que nunca a lo largo de la existencia de la asociación habían contado con un espacio tan amplio para realizar sus actividades, en un recorrido de más de 45 años; en tanto, Marcela Jara Solar, presidenta del Grupo de Apoyo a la Discapacidad Agua de Coihue, agradeció la gestión de las autoridades al cumplir el sueño de tener un espacio propio.

Carlos Chandía, alcalde de Coihueco, se refirió a la construcción de este espacio, que en la comuna es conocido como la “pequeña Casa Piedra”, aludiendo a su carácter de encuentro y la materialidad, haciendo una reseña sobre su construcción, que respondió a la necesidad de generar un espacio a Acemaco, a quienes se compró el espacio de la sede para dar cabida a la ampliación del edificio consistorial, lo que permitió luego incorporar a las restantes organizaciones al proyecto.

Pero más importante, recalcó, lograr este edificio es el resultado de un tiempo complejo, “en el cual todas nuestras capacidades han sido puestas a prueba, y no ha sido un proceso fácil. Cuando la pandemia asomó con un rostro aún desconocido para nosotros, el camino más fácil sin duda habría sido haber apelado a todas las facilidades que se dieron para cerrar las puertas y partir a nuestros hogares para evitar exponernos al contagio con Covid-19.

En nuestro municipio vimos esta coyuntura como una manera de poner a prueba nuestra vocación de servicio público, y decidimos, tomando todos los resguardos necesarios, continuar trabajando los que estaban en condición de hacerlo”, lo que se tradujo en conseguir la construcción del centro.

El edificio, que tuvo una inversión de 120 millones de pesos provenientes de recursos propios del municipio, fue bendecido por el padre Manuel Mosquera Sánchez, y posteriormente, se entregaron las llaves de los representantes de las tres agrupaciones, para luego realizar el corte de cinta y así abrir oficialmente el recinto, para realizar un recorrido por los diferentes ambientes.

Información: Relaciones Públicas