Menú Principal

 

Familia del Alcalde Carlos Chandía agradece apoyo recibido

Julio 16, 2021

Familia del Alcalde Carlos Chandía agradece apoyo recibido

Han sido incesantes los mensajes de apoyo y preocupación, vía WhatsApp, correos electrónicos y llamados telefónicos, que ha recibido la familia del Alcalde de Coihueco, Carlos Chandía Alarcón, tras el grave accidente de tránsito que mantiene a la autoridad desde ayer jueves internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Herminda Martin, de Chillán.

Integrantes de nuestra comunidad coihuecana, dirigentes de diversas instituciones, autoridades locales e incluso el Presidente de la República, Sebastián Piñera y su esposa, la Primera Dama Cecilia Morel, tomaron contacto con la esposa del jefe comunal, Yeniffer Ferrada Canto, para entregarle toda su solidaridad por el momento que les ha tocado enfrentar, lo cual agradecen de manera profunda.

“Gracias a todas las personas que hacen posible que en este minuto haya oración, no solamente aquí a nivel regional, en Coihueco y en Chile, porque esto ha trascendido a nivel internacional. Agradecemos todos los gestos de cariño que han tenido y sobre todo esas oraciones. En nombre nuestro como familia, en nombre de los hijos de Carlos, Valeria y Gonzalo, queremos agradecer todas esas muestras de cariño, y sólo pedir que sigan orando porque creemos que es lo que hoy día lo mantiene con vida. Él es un guerrero y saldrá adelante”, manifestó con mucha emoción.

También se mostró muy conmovida por el gesto de un grupo de vecinos de congregarse a orar por la recuperación, en el frontis de nuestro Municipio la tarde de ayer, así como las cadenas de oración que han hecho tantas personas, de distintos credos religiosos en diversos lugares. Pidió las excusas de no poder atender de inmediato tantas llamadas y mensajes, pero durante las horas de espera ha ido comunicándose con todos los que la han contactado para transmitirle su solidaridad y esperanzas de pronta recuperación de nuestro Alcalde.

La condición de la autoridad es estable, aunque grave, y las horas que transcurren le van acercando a la frontera de los tres días, cuando podría quedar fuera de peligro, recuperando paulatinamente la conciencia.

Información: Relaciones Públicas